El Premio Princesa de Asturias de las Artes ha ido a parar, contra todo pronóstico, y cuando los nombres que se manejaban iban de la danza al jazz, al director americano Francis Ford Coppola. Por sus cámaras han pasado grandes clásicos del cine como El padrino y Apocalypse Now, y su carrera ha sido ampliamente premiada en festivales como Cannes y los Oscar. En el premio asturiano le han calificado como “un narrador excepcional” y han valorado de él su trabajo como “imprescindible para entender la transformación y las contradicciones de la industria”. Coppola, de 76 años, recibe ahora un galardón merecido aunque quizá tardío, si tenemos en cuenta que sus mejores filmes fueron rodados hace más de 20 años; aún así, merece la pena volver sobre sus títulos para celebrar su carrera y sus películas.