Nemchinovka, una población cercana a Moscú, podría ser el emplazamiento de un futuro museo dedicado por completo a la figura del artista Kazimir Malevich o, al menos, ésta es la intención de Aleksandr Matveyev un experto en la obra de este importante artista de vanguardia. Matveyev lleva años obsesionado con su trabajo y con rendirle homenaje abriendo un centro monográfico consagrado a su vida y su obra. La ciudad elegida es el lugar donde Malevich fue enterrado y donde desarrolló sus principales teorías sobre el arte, así como hizo algunas de sus principales obras. En su tumba su amigo Nikolai Suetin erigió un monumento tras su muerte pero fue destruido en la II Guerra Mundial. En el territorio donde estaba la tumba del artista vive ahora un banquero que ha invertido 30.000 dolares y ha diseñado un programa de recaudación de fondos para hacer realidad la causa de Matveyev. Además, la construcción de un museo monográfico ayudaría a mejorar la imagen de Moscú y convertirlo en un posible nuevo punto a tener en cuenta para el turismo cultural.