Regresa Alberto García-Alix a París, una ciudad esencial en la segunda vida de este artista que nació por primera vez en León en 1956. Y lo hace con una selección de sus trabajos más importantes de los últimos cinco años, en un diálogo con obras esenciales de una trayectoria artística que es no sólo paralela a la vital sino que se encarnan una a la otra como el cuerpo y su sombra. Alberto, tan amigo de poner palabras donde realmente no son necesarias, define esta exposición como “un mundo de presencias alteradas atrapado en un instante de eterno silencio. Lo visible es aquí metáfora de sí mismo y de un pensamiento. Pensamiento como revelación alimentada en un monólogo que se tensa sobre un horizonte. Un horizonte falso…”. Una vez más la exposición es una ventana en el tiempo a la vida del artista y a sus idearios existenciales. Una obra que cada vez se gira más y más hacia la delicadeza de una lírica de carretera, de un vagabundo de la vida moderna, del éxito artístico y de la pura sorpresa de vivir. La vida es el tema, Alberto el protagonista, y sus imágenes y su voz nos acompañan en ese paseo al que sólo le falta el fondo musical de Tom Waits. García-Alix ha demostrado muchas cosas en su vida y con su obra, posiblemente sin tener intención de hacerlo, pero una cosa más que está demostrando ahora es que este ganador del premio Nacional de Fotografía en 1999 se sobrevive constantemente a él mismo, demostrando que la fotografía es una materia obligada en el arte español actual.
La exposición se realiza con la colaboración de sus galerías Juana de Aizpuru de Madrid y Kamel Mennour de París, y AC/E (Acción Cultural Española). Justo una de las fotografías expuestas se ofrece ahora en EXIT Ediciones en una serie creada específicamente con 20 copias firmadas y numeradas por el artista. Puedes consultar toda la información en la web. (Un horizonte falso. Alberto García-Alix, Maison Européenne de la Photographie, París, Francia. Desde el 21 de octubre de 2014 hasta el 25 de enero de 2015).


Imagen: Alberto García-Alix, Sin título, 2014.