El Comité Ejecutivo de la Fundación Artium ha anunciado a sus 26 empleados la presentación de un Expediente de Regulación de Empleo. Una medida consecuencia del descenso de un 25% en el presupuesto del centro para 2013, un descenso que supone la quinta bajada consecutiva a la que se enfrenta el Artium. El ERE afectará a los empleados y a las empresas externas con las que trabaja: se efectuarán despidos, se realizarán reducciones de jornadas y de sueldos. Esta medida tendrá probablemente consecuencias en la programación del centro y en la realización de actividades que, ante los recortes, también tendrán que reducirse.