El 2012 ha resultado ser un año muy positivo para el Museo Nacional de El Prado que, por primera vez en su historia, ha superado los tres millones de visitantes: 2,8 en la sede principal de Madrid y 370.000 a las exposiciones itinerantes por otras ciudades españolas. 100.000 visitantes más que en 2011, un número de espectadores que se ha logrado, muy probablemente, al ampliar los días de apertura del centro (el museo ya no cierra los lunes sino que abre todos los días de la semana, una medida que han imitado otros grandes museos como el Metropolitan de Nueva York) y al abrir el museo a nuevas iniciativas y actividades.

En 2012 el museo también ha conseguido autofinanciarse en un 60% lo que supone una buena noticia si se tiene en cuenta que incluso los presupuestos de los grandes museos como El Prado se han visto reducidos.