Hasta el 31 de agosto podrá verse en el TEA (Tenerife Espacio de
las Artes) la exposición Ukiyo-e: Entre geishas y samuráis,
comisariada por Daniel Montesdeoca.
La muestra permite a los
visitantes acercarse a los famosos grabados japoneses –esos que tanto
éxito alcanzaron entre los artistas europeos desde el siglo XIX– a partir
de la colección del propio comisario, que cuenta con 55 ejemplares de
variada temática, pero que comparten colorido y sutileza. Montesdeoca
explica su vínculo con la cultura nipona como el resultado de una
inquietud estética y una pasión juvenil. Así, guiado por sus lecturas de
Pierre Loti, Montesdeoca fue acercándose a lo que más tarde serían motivos
fundamentales de los grabados Ukiyo-e que posee: la ceremonia del té, los
samuráis, paisajes exóticos, la vida cortesana… La parte más homogénea de
la colección la componen las representaciones del teatro Kabuki: 7
grabados realizados por Toyohara Kunichika (1835-1900) y Toyokuni III
(1786-1865), entre otros. Además, aparece también un grabado erótico o
shunga y varios retratos de personajes de Utagawa Hiroshige
(1797-1858) e Hiroshige III(1842-1894).
La exposición se completa con
una mirada contemporánea a la figura humana a través de la obra de los
fotógrafos japoneses Tomio Seike (1943), Daido Moriyama (1938) y Nobuyoshi
Araki (1940), pertenecientes a la colección del TEA.
Durante los
próximos meses, la exposición se acompañará de varias actividades, entre
las que destacan unas jornadas dedicadas al cine japonés, una conferencia
sobre japonismo, y talleres sobre la conservación del arte tradicional
japonés… Para comenzar, el próximo 17 de mayo el centro acogerá un taller
de grabado tradicional japonés Ukiyo-e.

Imagen: Toyohara
Kunichika
, Onoe Kikugorō V as Akashi no Naruzō in the
play Shima Chidori Tsuki no Shiranami
, 1890.