El próximo sábado 30 de mayo se inauguran tres exposiciones en el Museo de Arte Contemporáneo Carrillo Gil (México D.F.) que renuevan por completo las salas del centro. LARA (Latin American Roaming Art) es un proyecto errante que se realiza cada año en un país diferente de Latinoamérica. La primera edición se llevó a cabo en Colombia (2012), la segunda en Perú (2013) y la tercera tuvo lugar en México (2014). En total, ocho artistas han participado en una residencia de dos semanas, seleccionando después a dos, que han realizado una residencia adicional en el Metropolitan Museum de Manila (Filipinas) y en FLORA ars+natura, en Bogotá. En estos dos centros se han producido las obras que ahora se presentan en el Museo de Arte Carrillo Gil (México D.F.), en una exposición colectiva que muestra las obras que se han producido en la última edición. Los artistas participantes son Florencia Guillén (México), Claudia Joskowicz (Bolivia), Jorge Méndez Blake (México), Moris (México), Nicolás Paris (Colombia), Rita Ponce de León (Perú), Humberto Vélez (Panamá) y Erika Verzutti (Brasil). La curadora de la exposición es la mexicana Tatiana Cuevas, comisaria independiente que fue directora del Museo de Arte de Lima entre 2008 y 2011.

Bruno Varela es artista audiovisual mexicano y lleva ya más de 20 años trabajando en medios audiovisuales (cine y vídeo principalmente); recientemente comenzó a experimentar con instalación y performance, como miembro del colectivo interdisciplinario anticuerpo. Su trabajo individual ha sido mostrado en centros como Guggenheim Nueva York, el Getty Research Institute de Los Ángeles, Redcat center for Contemporary Arts de Los Ángeles, la Bienal de la Imagen en Movimiento de Buenos Aires, o más cerca, en el Museo Reina Sofía de Madrid. Extraño enemigo pretende generar una urgente reflexión en torno a las desapariciones forzadas, algo que está muy cercano a la situación política y social actual de México. Un vídeo-amalgama compuesto por grabaciones en baja resolución, recuperadas de “basureros digitales” y grabaciones propias, dan como resultado un collage en el que se muestran sucesos políticos y sociales fragmentados y yuxtapuestos, junto a clips extraídos de mercados de pulgas de la ciudad, en donde se exhibe la cultura popular y tradicional de México; con todo ello se pretende confrontar haciendo llegar un mensaje sobre todo “emocional”, sin la necesidad de una narrativa clara. Varela mismo se posiciona con la sentencia de que “la desaparición forzada es una acción de enorme violencia; define una temible posición de desigualdad y representa una operación oscura y emocional, induce miedo y deja profundo sentido de vacío.”

Por último Ernesto Walker (1982) presenta Driving forces, una exposición individual del artista regiomontano en la que presenta tres proyectos desarrollados en 2014, con piezas que parten de la astronomía y la observación del universo, generando reflexiones sobre nuestra condición de pequeños elementos dentro de sistemas insondables. Este sábado se inaugura esta instalación en el Gabinete de gráfica y papel, en donde se exhibirán tres telescopios que a través de brazos mecánicos van dibujando las “observaciones” de la luna, el sol y el hoyo negro de la Vía Láctea. (Latin American Roaming Art / Driving Forces / Ernesto Walker / Extraño Enemigo. Bruno Varela, Museo de Arte Carrillo Gil, México D.F. Desde el 30 de mayo de 2015).


Imagen: Rita Ponce de León. Fragmento del vídeo Espacio demostrativo.