La temporada expositiva se abre en muchos centros durante las primeras semanas de septiembre; uno de los museos que primero abre sus puertas es el MUAC, que en un sólo día inaugura tres. Mladen Stilinovic 1+2 ≡ muestra, en la sala 8, su amplio trabajo en el arte conceptual, donde destacó especialmente en Croacia, aunque también internacionalmente. Se trata de una exposición individual con piezas desde los setenta hasta la primera década del XXI con soportes como vídeo, pintura, collage, documentación e instalación. Otra de las exposiciones es también de un único artista, Meiro Koizumi, Retrato de un silencio fallido, donde reflexiona, a través del video, sobre cuestiones como lo público y lo privado, la sexualidad, el machismo o el imaginario histórico japonés. Elena Damiani es la última artista en mostrar su trabajo en MUAC en esta apertura colectiva; en Testigos: un catálogo de fragmentos se presentan dos esculturas a modo de intersticios de vacío en el espacio-tiempo. El travertino, el material con que se trabajan las piezas, está cortado en forma de prisma de manera que se ven las distintas capas de la piedra, haciendo alusión a dialécticas de linealidad, ruptura y yuxtaposición.
Es durante este mes de septiembre cuando se inauguran también otras muestras como la de Javier Álvarez, con un interés en el ave como animal simbólico de lo funesto o de lo posible, y Grupo Proceso Pentágono, que a finales de mes muestra por primera vez la producción de este grupo, caracterizado por tener una actitud crítica y contestataria a las políticas del Estados durante los setenta y los ochenta en México.

(Mladen Stilinovic 1+2 ≡, Retrato de un silencio fallido, Testigos: un catálogo de fragmentos, MUAC, México D.F.. Desde el 5 de septiembre de 2015).