El próximo 12 de noviembre la galería madrileña Travesía Cuatro abre una nueva sede en Guadalajara, México. Una ciudad estratégica en la que viven algunos de los principales coleccionistas mexicanos, una elección estratégica e inteligente para una galería que representa artistas del país como Gonzalo Lebrija o José Dávila o que habitan en él como Máximo González.

La sede de la galería estará ubicada en la Casa Franco realizada, en 1929, por el arquitecto Luis Barragán. Un edificio en pleno corazón de la ciudad, en el barrio de aire francés de Lafayette, un entorno bohemio y elegante en el que esta galería, inaugurada en 2004, continuará con su objetivo de representar a artistas emergentes y de media carrera de todo el globo.