Por octava vez, la Galería Juana de Aizpuru de Madrid acoge la obra del artista polaco Miroslaw Balka (Varsovia, 1958). Influído por su experiencia en su  país de origen, este artista trata de trasladar su mirada hacia la historia de Polonia y en consecuencia, a la de Europa. A través de una instalación y tres piezas, trata de materializar las huellas, o tránsito, del pasado y el presente.

La instalación, Common Ground (suelo común, en español) consta de 178 felpudos que actúan como barreras y fronteras y al mismo tiempo, un espacio de tránsito. Nudo de cuerda, un díptico de dibujo a carboncillo sobre cartón, que reune y acoge pero también impide el movimiento y cohibe la libertad al igual que ocurre con la pieza Biombo de semillas de cebada, donde la visibilidad queda limitada.

(Transit, Galería Juana de Aizpuru, Madrid. Desde el 6 de febrero de 2016.)