El arquitecto japonés Toyo Ito (Seúl, 1941) es el nuevo premio Pritzker de arquitectura. Un galardón que distingue su trayectoria marcada por la falta de un estilo fijo más allá de su ímpetu por superar cualquier limitación estructural y de superarse en cada proyecto.

Antes del Pritzker este arquitecto de 71 años ya había recibido importantes distinciones como el Praemium Imperiale en su país, el RIBA en Londres o el León de Oro en la Bienald e Arquitectura de Venecia.

Algunas de sus obras más emblemáticas son la Torre de los vientos en Yokohama, el Tanatorio de Gifu o el rascacielo de Tod´s en Tokio entre otras muchas obras magistrales de arquitectura.