El MACBA de Barcelona es desde ahora el máximo despositario del legado del artista Joan Brossa ya que éste pasa en su totalidad al museo catalán. Un generoso depósito efectuado por el Ayuntamiento de Barcelona y la Fundación del artista. Una colección constituída por unas 60.000 piezas entre las que se incluyen poemas visuales, objetos, instalaciones, fotografías y otros muchos documentos como cartas o manuscritos. Además de contener piezas del artista las hay de otros como Joan Miró, Antoni Tàpies, Moisès Villèlia, Joan Ponç, Modest Cuixart, Perejaume o Jaume Xifra. Una suculenta donación que enriquece notablemente la colección del MACBA.