Una gran cantidad de objetos de uso cotidiano, materiales como bidones, velas, ruedas o productos como la gasolina… todos ellos reaccionando en cadena en un almacén. Una acción de causa-efecto en la que cada objeto se activa por el que lo procede y así, este acciona al siguiente; uno tras otro durante treinta minutos de película. Hablamos de The way things go, el film que los artistas suizos Peter Fischli y David Weiss realizaron para la Documenta 8 de Kassel en 1987 y que tardaron dos años en hacerlo. En la película se muestra esta cadena como una sucesión aparentemente azarosa y caótica, pero la realidad es que está coreografiada de manera meticulosa. Esta pieza se ha convertido, año tras año, en una de las fundamentales del arte contemporáneo y ahora podrá verse hasta el 1 de octubre en la Fundación Miró con la exposición que acoge bajo el título The way things do, comisariada por Serafín Álvarez y Martina Millà. Esta muestra actúa como conmemoración del trigésimo aniversario del film que fue totalmente rompedor e innovador en una etapa en la que la pintura era totalmente dominante, quizá por el carácter sorpresivo de la obra de los suizos ha resultado ser tan influyente.

En la muestra se proyectará la película que permite recordar y reflexionar en torno a los años 80, una etapa convulsa en el panorama artístico que fue el inicio de elementos como el boom del mercado del arte o la promoción de grandes nombres del sector. Además, también se ha ofrecido la oportunidad a artistas que nacieron en los 80 como Daniel Jacoby & Yu Araki, Serafín Álvarez y Cécile B. Evans de hacer una relectura de la pieza de Fischli y Weiss. Por tanto, también se mostrarán tres proyectos de estos cuatro artistas –entre los que se incluye el comisario– que actúan como una investigación conceptual sobre la película con los objetos y como una exploración de la idea de objeto como una realidad autónoma, compleja e inagotable. Cada uno de los proyectos se centran en diferentes aspectos como en lo que se esconde detrás de un deporte japonés tradicional en el caso de la obra de Daniel Jacoby & Yu Araki; en las relaciones que los fans desarrollan con objetos de consumo de universos de ficción como Star Wars o El señor de los anillos, pieza de Serafín Álvarez; y el relato construido en el que humanos, datos, máquinas e inteligencias artificiales colaboran, ha sido el trabajo presentado por Cécile B. Evans.

(The way things do en Fundación Miró, Barcelona. Desde el 30 de junio hasta el 1 de octubre de 2017)