Si hablamos de Elton John, tendríamos que hablar de uno de los músicos más prolíficos de nuestro tiempo. Cantante, compositor y pianista es uno de los artistas con mayores ventas de todo el mundo. Your Song, Sacrifice o Tiny Dancer son algunos de sus himnos, que no sólo le han valido para consagrarse en las listas de los más vendidos o ganar numerosos premios a lo largo de su carrera, también para ser nombrado Sir tras ser nombrado comendador de la Orden del Imperio Británico por la reina Isabel II. El británico es de sobra conocido en el mundo de la música, incluso por su excéntrico uso de la moda y sus gafas, siempre un complemento que lo acompaña en sus apariciones públicas. Lo que no muchos conocen es su faceta de coleccionista. Amante de la fotografía, lleva años coleccionando instantáneas de los fotógrafos más importantes de todos los tiempos, atesorando una de las colecciones privadas más impresionantes del mundo.

Para entender la transcendencia que tiene la fotografía en la vida de Elton John sólo tenemos que ver la imagen que tiene sobre su cama. Noire & Blanche, una de las fotografías más icónicas del siglo XX, realizada por Man Ray en 1926. El sentimiento que el cantante transmite en sus canciones es comparable por el que alberga hacia la fotografía. Según dice, para él “la fotografía le ha dado tanto placer” que lo compara con el que le produce la música. Su colección, con más de 8.000 imágenes, son un repaso de la historia de la fotografía, de los distintos enfoques de la misma, desde los años 20 hasta los 50 y que ahora la Tate Modern expone en sus dependencias, con una muestra de 191 de esas obras.

Elton John comenzó coleccionando objetos de art déco y art nouveau, pero en la década de los ochenta, por temas personales, decidió subastar toda esa colección. Fue en ese momento en el cual puso su mirada en la fotografía, comenzando a coleccionarla en el año 1990. Cierto es que su contacto con este arte no era nuevo, fotógrafos como Norman Parkinson, Terry O’Neill o David Bailey había retratado al británico en numerosas ocasiones. Su colección se inició con la adquisición de doce obras de Herb Ritts, Irving Penn y Horst P.Horst, pero ese fue solo el comienzo. Llegó a comprar una casa en Atlanta para comenzar a colgar en sus paredes las múltiples obras que iba comprando. Desde André Kertész, Berenice Abbot, Edward Steichen, o Edward Weston, Tina Modotti o Dorothea Lange hasta Werner Mantz, Emmanuel Sougez, o Paul Outerbridge son algunas de las firmas que aparecen en esta gran colección

Muchas personas desconocían esta faceta de Elton John, pero como él mismo argumenta, el arte está para ser visto y de esta manera ha querido que sea, exponiendo parte de esta gigantesca colección en la Tate Modern de Londres.

(The Radical Eye: Modernist photography from the sir Elton John collection en Tate Modern. Desde el 10 de Noviembre hasta el 7 de mayo de 2017)