El Centro de Arte La Regenta (Las Palmas de Gran Canaria) acoge hasta el 28 de octubre Parade, una propuesta expositiva de la fotógrafa Teresa Arozena que podría calificarse como “etnografía experimental”. La serie de fotografías se centra en la sociedad local y, a medio pie entre lo documental y la ficción, selecciona escenas en las que se muestran grupos humanos, a veces a través de la presencia explícita de personas y otras veces a través del registro de modos locales de estar y habitar de la multitud.

Parade reflexiona sobre la idea de lo colectivo y lo público entendido como un teatro relacional que conforma un “paisaje humano”. En este sentido, en las fotografías se encuentran escenarios sutilmente políticos donde se identifica el paso del nómada provisional, del turista, del bañista, del dominguero o incluso del naufrago. El registro que emplea Teresa Arozena en la serie puede denominarse post-documental ya que se sitúa en la delgada línea que separa lo verídico de la ficción y, la realidad presente en las imágenes tienen también una potencia de fabulación, así como toda ficción contiene una dimensión documental.

La lectura de este proyecto puede hacerse bajo una lógica del fractal; el trabajo desde lo local termina expresando la existencia entera; esa parada –marcha colectiva o desfile– a la que se refiere el título de la muestra, termina siendo una alegoría de nuestro paso por la tierra.

(Parade de Teresa Arozena, hasta el 28 de octubre en el Centro de Arte La Regenta de Las Palmas de Gran Canaria)