Desnudo, hojas verdes y busto (1932) la obra más cara de la historia vendida en una subasta podrá verse desde hoy en la Tate Modern de Londres. Este lienzo alcanzó la friolera de casi 82 millones de euros el pasado mayo cuando lo sacó a la venta la casa Christie´s. Este retrato de Marie-Thérèse Walter sólo ha visto la luz una vez, cuando se expuso en 1961 para conmemorar el ochenta cumpleaño del artista. Ahora, gracias a la generosidad de los nuevos propietarios, podrá visitarse en la nueva sala que la Tate dedica al malagueño en la sección del museo sobre Poesía y Sueño.