Sabra and Shatila Massacre, 1982-83 es la última obra que ha adquirido la TATE Modern de Londres, una pieza del artista iraquí Dia Azzawi. Esta pintura se creó como respuesta a la masacre que sufrió, en el año 1982, el campo de refugiados palestino de Sabra y Shatila a manos de la Falange Libanesa. Una tragedia donde murieron brutalmente asesinados cientos de civiles inocentes. A esta pintura se le ha llegado a llamar el “moderno Guernica” por el trágico episodio que representa. Desde este mes de septiembre se podrá contemplar en la tercera planta del museo londinense.