La artista iraní Tala Madani lleva años cuestionando las estructuras de poder, invirtiendo los roles masculinos y desafiando directamente ciertos comportamientos patriarcales a través de sus pinturas. Composiciones en las que circulan figuras grotescas ridiculizadas mediante sus trazos agresivos, sus muecas deformadas y el uso constante de colores suaves y pasteles que trastocan las convenciones de género. Habitualmente retrata estereotipadamente a varones de Oriente Medio a los que involucra en orgías homosexuales, actos de violencia fetichista o sesiones de rezos erotizadas… Cínica y provocadora esta exposición de Madani Rip Image es la primera gran individual que se organiza en torno a la obra de esta artista. A pesar de que sólo cuenta con 31 años tiene una carrera fulgurante en la que se le ha destacado con premios como el Future Generation Art Prize y honores como su participación en el Pabellón danés de la Bienal de Venecia de 2011. Madani ha expuesto en colectivas en el PS1 y el MoMA de Nueva York, y la representa en Londres Pilar Corrias. Hasta el 14 de abril.

Imagen: Tala Madani. Fork in Tattoo, 2006. Cortesía Saatchi Gallery.