El mundialmente conocido artista japonés cuyas imágenes se ha convertido en casi logotipo de marca como demuestra la campaña para Louis Vuitton, traslada ahora sus ilustraciones y esculturas coloristas a la gran pantalla en su primera incursion en el cine con Jellyfish Eyes. El filme, protagonizado por monstruos y niños y ambientada en el tsunami japonés, narra la historia de un niño que a causa del maremoto se tiene que trasladar a una ciudad experimental donde cada niño es emparejado con un pequeño monstruo. La película está en producción y podemos seguir su evolución en http://en.jellyfisheyes.com