La artista británica Tacita Dean acaba de inaugurar la obra que ha realizado ex profeso para la sala de turbinas de la TATE Modern. Una proyección FILM realizada como parte del programa The Unilever Series que cada año acoge este particular espacio del museo. Una obra que reivindica el cine como medio artístico y expresivo, y que en particular destaca el valor de la películas y los medios tradicionales y analógicos, depauperados hoy ante el inminente avance de los nuevos medios y la digitalización. Es por ello que Dean ha vuelto a los orígenes del cine grabando de forma artesanal y clásica fragmentos de la vida cotidiana como el paso del tiempo marcado por un reloj, un árbol, animales… todo ello en formato 35 mm sin retocar. Expuesto y filmado verticalmente (alterando así la mirada tradicional que va de derecha a izquierda), con fragmentos coloreados a mano, sin sonido, y mostrado en medio de la más absoluta oscuridad. Una atmósfera mágica como este arte, un espacio sosegado y tranquilo frente al caos mediático actual en el que se abre paso con fuerza la obra de Tacita Dean.