El final de febrero se ha empezado a conocer como “la semana del arte contemporáneo” de Madrid. Y es que más allá de la cita evidente con ARCO, los centros y museos de arte aprovechan la coyuntura para inaugurar múltiples exposiciones. Tabacalera Espacio Promoción del Arte es uno de ellos. En las salas principales del centro Marisa González. Registros domesticados es un proyecto curatorial comisariado por Rocío de la Villa, y diseñado específicamente para Tabacalera. Se trata de una muestra retrospectiva que muestra las motivaciones temáticas, técnicas y formales de la artistas a lo largo de 45 años de trayectoria. Su experiencia en el ámbito del arte y las nuevas tecnologías han hecho de Marisa González una de las artistas más internacionales. Se exponen por vez primera proyectos colaborativos de su etapa de formación en Estados Unidos, el recuerdo autobiográfico para reivindicar la memoria colectiva, y las desigualdades políticas, económicas y laborales en el sudeste asiático, son los tres ejes que vertebran la muestra. Algunas de las piezas son de carácter colaborativo, invitando al público a interactuar.

En el espacio La Fragua se inaugura también Acorazado Patacón, comisariada por Daniel Silvo y Juan Sebastián Cárdenas; una exposición colectiva con artistas colombianos que intenta vincular conceptos aparentemente inconexos como lo barroco y lo formal, lo estático y lo procesual, o lo sobrio y lo abigarrado. Desde el “patacón”, tostada frita de plátano, al “acorazado” de Eisenstein, se nos proponen piezas que renegocian la connotaciones artísticas de las obras, y que nos invitan a resignificar los contextos en que estas se crean. Entre los artistas están Felipe Arturo, Milena Bonilla, Elkin Calderón, Carlos Castro, Natalia Castañeda, Herlyng Ferla, y Éricka Flórez, entre otros. (Marisa González. Registros domesticados / Acorazado Patacón, Tabacalera Espacio Promoción del Arte, Madrid. Del 20 de febrero al 12 de abril de 2015).


Imagen: Marisa González. Serie La Descarga, 1975.