Con el título Alrededor del sueño [Escenarios para el vacío] vuelve Ángel Marcos a exponer en Madrid, esta vez en las salas del Canal de Isabel II, de la mano de otro fotógrafo, José María Díaz Maroto, que hace las veces de comisario de la muestra. La vez anterior, si no nos engaña la memoria fue en la galería Soledad Lorenzo. La trayectoria de Marcos (Medina del Campo, Valladolid; 1955) es muy diferente a lo habitual de los artistas de su generación, especialmente de los fotógrafos, autodidacta y luchador; se da a conocer como artista con una edad ya a sus espaldas y lo hace en el difícil e inaccesible territorio internacional, con galería austriaca y presencia en las principales ferias internacionales, repitiendo años en Basilea donde vendía a precios más que envidiables, siempre bajo pabellón extranjero. Tal vez por esa envidia tan nacional, tal vez por su desvinculación profesional con los sectores que manejan el sector de la fotografía nacional, su reconocimiento interno fue más lento y dificultoso. Mientras tanto Marcos seguía produciendo obra, en series, que forman en parte la muestra actual, con la que reconduce su trayectoria dentro de los cauces más habituales en la península. La serie de obra que da título a la muestra se realiza entre el 2001 y el 2010 en las ciudades de Nueva York, La Habana (ciudad talismán para él y para tantos otros fotógrafos) y Shangai. Muestra también otra serie de obra realizada en Madrid específicamente para esta ocasión. La idea central gira entorno a la ciudad, pero como una realidad que se esfuma, una idea que va desapareciendo paulatinamente frente a las cámaras, la idea de ciudad como nacimiento de un concepto de desarrollo da la vuelta 180 grados para con su desaparición contarnos el final de esta idea del progreso ligada a las grandes urbes. Su estilo de mezclar grandes vallas publicitarias, confrontando paisaje y publicidad, dos imágenes paralelas que confluyen en la idea actual de lo que es una ciudad en su paisaje cotidiana sigue estando presente, una forma de narrar que se apoya en la interpretación de los signos y los símbolos de un urbanismo sucio y abigarrado. También nos habla Marcos de esa falsedad de las promesas publicitarias que se hacen carne en las ciudades, esos sueños que la publicidad nos hace creer realizables y que al despertar se esfuman, como las ciudades actuales. La muestra repite estructuras de otras exposiciones suyas anteriores, mezclando grandes formatos con paneles con cientos de imágenes y pantallas lumínicas. Se abre así, con una muestra propositiva y ambiciosa, la temporada expositiva en Madrid. (Alrededor del sueño [Escenarios para el vacío]. Salas del Canal de Isabel II, Madrid. Desde el 10 de septiembre hasta el 23 de noviembre).