Todo aquel que no pueda visitar la polémica instalación del artista chino en la TATE Modern tendrá otra oportunidad de verla si adquiere el lote de pipas que saldrá a la venta el 11 de febrero junto a otras piezas de artistas como Andy Warhol, David Hockney, Bridget Riley, Antony Gormley y Gerhard Richter. El precio de salida se ha marcado en 120.000 libras lo que supone toda una “ganga” ya que se venderá la instalación completa: un total de 100 kilos de pipas que de venderse al precio que obtuvieron en E-bay al inaugurarse la muestra, 28 libras, superarían con creces el precio marcado por la casa de subastas.