La información ya no es lo que era. Este hecho nos lo evidencia cada día nuestro uso cotidiano de Internet, las redes sociales, los teléfonos móviles y demás instrumentos con los que la tecnología ha revolucionado el conocimiento. Como no podría ser de otra manera la cultura y el arte se han contaminado con estas novedades y precisamente, sobre esta hibridación, trata la muestra que se exhibe hasta abril en el Museo de Arte Moderno (MAM) de México Tiempo de sospecha. Un ejercicio sobre comunicación mediática, sistemas de conocimiento e información. Una colectiva en la que se analizan dos puntos de partida significativos, la fragmentación y el uso cubista de la imagen y, más en la actualidad, la repercusión de la cultura de masas y pop en el arte. Hasta 35 artistas de diversas nacionalidades nos enseñan su visión sobre este cambio de paradigma informativo y visual que, inevitablemente, nos hace sospechar de los tiempos que corren.