Históricamente, las mujeres han estado relegadas a un segundo plano. Fuera la disciplina que fuera, siempre estuvieron a la sombra de los hombres; aunque su fotografía fuera impecable, su poesía fuera amarga o su pintura hipnótica… no gozaban del reconocimiento que les correspondían. La consideración más relevante que podían tener era la de musa. Nada más. Pero la realidad nunca fue esa, hubo muchas mujeres pertenecientes a una generación de grandes artistas que, a pesar de permanecer ocultas durante años, hoy día se ha conseguido sacar sus nombres de ese pozo fútil. Una prueba de ello fue el surrealismo, considerado como el movimiento de vanguardia que más mujeres aglutinó por su condición de renovador, provocativo y por defender una imagen de la mujer dueña de su intimidad y que reclamaba el derecho al trabajo, al voto y al disfrute de su propio cuerpo. La realidad personal era vital en este arte y propiciaba tanto el juego de dualidades entre lo erótico y lo poético como la ambigüedad como respuesta al dictado de la razón. No obstante, pronto se alejaron de este movimiento, algo que les facilitó la independencia creativo y la superación del yugo (teórico e ideológico) que los líderes quisieron imponerles.

Somos plenamente libres. Mujeres artistas y el surrealismo es la exposición que ha organizado el Museo Picasso Málaga y que rinde homenaje precisamente a estas mujeres, incomprendidas, luchadores y rebeldes. La muestra, comisariada por José Jiménez, podrá verse desde el 10 de octubre hasta el 28 de enero de 2018 y en ella se hace patente cómo sus vidas y su arte retaban tanto las convenciones sociales e institucionales como los efectos represivos que provoca la imposición de normas en razón del tipo de género. Así pues, la exposición reivindica el protagonismo de las mujeres a través de artistas como Eileen Agar, Claude Cahun, Leonora Carrington, Germaine Dulac, Leonor Fini, Valentine Hugo, Frida Kahlo, Dora Maar, Maruja Mallo, Lee Miller, Nadja, Meret Oppenheim, Kay Sage, Ángeles Santos, Dorothea Tanning, Toyen, Remedios Varo y Unica Zürn. Entre todas aglutinan más de cien obras de pintura, dibujo, escultura, collage, fotografía y películas. De este modo, el Museo Picasso Málaga vuelve a apostar y a poner en valor el trabajo artístico de la mujer en la historia del arte del siglo XX.

(Somos plenamente libres. Mujeres artistas y el surrealismo en Museo Picasso Málaga. Desde el 10 de octubre hasta el 28 de enero de 2018)