Diversas asociaciones del sector del arte contemporáneo han hecho llegar a los medios un comunicado de apoyo y solidaridad con María López, exdirectora del Museo Thyssen de Málaga, y Tomás Llorens exconsejero y exmiembro del patronato del mismo centro. El Consejo de Críticos y Comisarios de Artes Visuales, Mujeres en las Artes Visuales (MAV), el Consorcio de Galerías Españolas de Arte Contemporáneo, la Unión de Asociaciones de Artistas Visuales (UAAV), la Asociación de Directores de Arte Contemporáneo (ADACE)y el Instituto de Arte Contemporáneo (IAC) han manifestado su desacuerdo ante las intromisiones políticas acontecidas en este museo ya que atentan contra los manuales de buenas prácticas. La financiación pública del proyecto obliga a que las gestión de esta colección privada sea transparente y que, por tanto, la elección de cualquier miembro profesional del centro se haga en función de un perfil técnico y no político. La elección como nuevo gerente del museo de Javier Ferrer, coordinador general del Ayuntamiento de Málaga, no se ajusta al perfil requerido para las funciones a desempeñar por lo que este grupo de asociaciones piden que su cargo sea revocado. En cuanto a la dirección se ha designado para el puesto a Verónica Sánchez, actual jefa de registro del museo.