En 1920 Katherine Dreier, Man Ray y Marcel Duchamp creaban la Société Anonyme Inc. En 2014 Javier Bravo, con el apoyo de un grupo de colaboradores y de artistas, crea Sociedad Anónima, Galería de Arte contemporáneo europeo. Cuando Man Ray puso el nombre de Société Anonyme no sabía mucho francés (y posiblemente tampoco sabía mucho de empresas) y lo eligió pensando más en una asociación anónima que en un tipo de empresa. La Sociedad Anónima de hoy nace con la misma ironía del juego de sentidos, pero sus fundadores saben perfectamente español y bastante de empresas y economía. El 16 de octubre inaugura su primera exposición en sus salas de Gran Vía, 15, con un excelente artista que recuperan como muestra de su planteamiento de propósitos: Alfonso Galván. Arte español, arte de calidad, arte europeo. La idea de exponer, educar, participar, de recuperar el arte de todos los estilos, considerando solamente la idea de calidad, está detrás del corto pero ya interesante plantel: Alfonso Galván, Juan del Junco, Elena Blasco, Carlos Schwartz, Julio Galeote y Sofía Jack. Igual que la antigua Société Anonyme la actual Sociedad Anónima se plantea organizar conferencias, exposiciones, publicaciones de arte moderno, en esta ocasión no de una forma nómada, sino con su excelente sede en el corazón de Madrid, una de las ciudades europeas que tienen que empezar a contar en el panorama europeo del arte actual. Un proyecto casi utópico en una sociedad general en la que las galerías no abren, sino que cierran, en la que el arte español no brilla sino que se oculta. Bienvenidos y buena suerte.


Imagen: Alfonso Galván, Juncos y pez.

En 1920 Katherine Dreier, Man Ray y Marcel Duchamp creaban la Société Anonyme Inc. En 2014 Javier Bravo, con el apoyo de un grupo de colaboradores y de artistas, crea Sociedad Anónima, Galería de Arte contemporáneo europeo. Cuando Man Ray puso el nombre de Société Anonyme no sabía mucho francés (y posiblemente tampoco sabía mucho de empresas) y lo eligió pensando más en una asociación anónima que en un tipo de empresa. La Sociedad Anónima de hoy nace con la misma ironía del juego de sentidos, pero sus fundadores saben perfectamente español y bastante de empresas y economía. El 16 de octubre inaugura su primera exposición en sus salas de Gran Vía, 15, con un excelente artista que recuperan como muestra de su planteamiento de propósitos: Alfonso Galván. Arte español, arte de calidad, arte europeo. La idea de exponer, educar, participar, de recuperar el arte de todos los estilos, considerando solamente la idea de calidad, está detrás del corto pero ya interesante plantel: Alfonso Galván, Juan del Junco, Elena Blasco, Carlos Schwarz, Guillermo Galeote… Igual que la antigua Société Anonyme la actual Sociedad Anónima se plantea organizar conferencias, exposiciones, publicaciones de arte moderno, en esta ocasión no de una forma nómada, sino con su excelente sede en el corazón de Madrid, una de las ciudades europeas que tienen que empezar a contar en el panorama europeo del arte actual. Un proyecto casi utópico en una sociedad general en la que las galerías no abren, sino que cierran, en la que el arte español no brilla sino que se oculta. Bienvenidos y buena suerte.


Imagen: Alfonso Galván, Juncos y pez.