En los últimos años han proliferado los documentales que relatan biografías de artistas contemporáneos. Una nueva forma de acercarse a sus obras y sus vidas que transforma por completo el género biográfico tradicional, aquel que inventara Vasari en el Renacimiento y que con los años se ha ido transformando hasta llegar a esta particular forma de contar que, a diferencia de los films biográficos con paradigmas cinematográficos como El loco del pelo rojo o Pollock, se caracterizan por poseer un afán de veracidad intrínseco al propio género. El año pasado el estreno en cines con gran éxito de Exit Through the Gift Shop, un documental sobre Banksy, ha supuesto el pistoletazo de salida para otras obras como Marina Abramovic: The Artist is Present -que además cuenta con una ópera que puede verse ahora en el Teatro Real de Madrid- o Ai Weiwei. Never sorry. Además de estos títulos en en 2012-13 se podrán ver otros como Gerhard Richter Painting o Gregory Crewdson: Brief Encounters lo que denota que el boom de los documentales de artistas no ha hecho más que empezar.