Sitges se tiñe de terror un año más, Max Von Sydow, Christopher Walker, Bruce Campbell o Rob Zombie son algunas de las personalidades del mundo del cine de terror y fantástico que se pasearán por la ciudad catalana estos días. Sitges 2016 despega con una programación que recorre el cine de género de todos los países y continentes, una amplia propuesta de títulos arriesgados y transgresores, desde el cine hasta el documental pasando por las series de televisión, sin olvidar la vanguardia tecnológica más moderna de la realidad virtual. Los invitados a esta edición acogen tanto a nombres propios con trayectorias ya consolidadas y de renombre internacional como Takashi Miike o Nacho Vigalondo hasta actores y directores que comienzan su andadura en este género. Con motivo del 50 aniversario, este año el festival rinde homenaje a la saga Star Trek, Walter Koenig recibirá el premio Máquina del Temps, habrá exposiciones sobre el universo Star Trek que serán apoyadas con diferentes coloquios. Mario Casas es otro de los premiados, en esta ocasión es un reconocimiento a su trayectoria, el Premio Bacardí Sitges al Espíritu Indomable, por películas como El Bar o Las Brujas de Zugarramundi. Los Premios Honorífic recaen este año en Max Von Sydow (Juego de Tronos, Star Wars) y Christopher Walken (Sleppy Hollow, The Dead Zone), premiando la trayectoria de ambos. Otro de los galardones que entrega el festival son los Premio Máquina del Temps, que se entregan, sumandose a Walter Koenig, Barbara Crampton, Paul Schrader, Bruce Cambell y Doph Lundgren. El Premio Maria Honorífica ha recaido en Ruggero Deodato, director de Holocausto Canibal y el Premio Nosferatu ha sido para Terele Pávez, actriz de El Día de la Bestia entre otras.

Más de 170 películas integran las secciones de este año, oferta que se complementa con un amplio abanico de actividades: exposiciones, masterclass, presentaciones, debates… que tendrán lugar en distintos enclaves de la ciudad. Esta edición, la 49ª, tendrá otro protagonista más, la experiencia de la realidad virtual, que mediante las gafas RV el visitante podrá sumergirse en las experiencias más terroríficas, a través de 8 cortometrajes que van desde un manicomio hasta un viaje espacial. Un año más, Sitges pone el acento en el mejor cine de terror y fantasía.