LABoral estrena dos nuevas exposiciones esta temporada de verano. En primer lugar, Paisajes Imposibles de Edu Comelles, ganador de la convocatoria de una residencia artística compartida lanzada por LABoral y Lo Pati – Centre d’Art de les Terres de l’Ebre. La obra es un collage sonoro que recrea un paisaje imaginario creado a partir de fragmentos de dos realidades alejadas entre sí. La pieza incluye sonidos recogidos sobre el terreno en dos territorios distanciados, Asturias y el Delta del Ebro, y otros ya grabados previamente. Estas referencias existentes dan lugar a una cartografía fabulada, “una ficción creada a partir de retazos de realidad”. Por otra parte, la exposición ¿A qué huele una exposición? presenta una selección de piezas audiovisuales de olorVISUAL, una colección de arte contemporáneo formada según la visión personal del creador de esencias y coleccionista Ernesto Ventós. La muestra reivindica el potencial del olfato como sentido para la experiencia estética e invita al espectador a acercarse a las obras a través de “su olor” para que éstas despierten sus recuerdos y experiencias. Como obra nueva creada ex-profeso para la exposición, nanoEsencia_Grafeno, de Hugo Martínez-Tormo. La pieza, producida a través de una beca de producción convocada conjuntamente por LABoral y la colección olorVISUAL (a la que se incorporará), propone un acercamiento al arte y a la ciencia desde la íntima visión sinestésica del artista. (LABoral. Centro de arte y creación industrial, Gijón. Paisajes Imposibles y ¿A qué huele una exposición?. Del 9 de julio al 17 de agosto y del 9 de julio al 13 de octubre respectivamente).

Imagen: Edu Comelles. Paisajes Imposibles, 2013.