Alberto Sánchez Balmisa

Una de las máximas más conocidas de Lawrence Weiner sirve de punto de partida y elemento aglutinador para la última exposición del Centro de Arte 2 de Mayo, comisariada por Javier Hontoria. Una muestra en la que el azar, el juego o la ausencia (voluntaria) de un discurso intelectual que ilustre y de soporte teórico a las obras incluidas en la exposición, termina por generar una interesante ejercicio curatorial acerca del grado cero de la creación. De este modo, Out of the Blue no propone sino que dispone, o en otras palabras, no ofrece una interpretación ni un relato sobre el arte de nuestro tiempo, sino que estudia la posibilidad de trabajar sobre un espacio expositivo epistemológicamente suspendido, operando más como un paisaje de la impotencia artística que como ese dispositivo tan en boga en las últimas dos décadas.

Pero Out of the Blue no sólo cuenta con Weiner como pater familias. Robert Filliou y su no “hacer nada” le acompaña en esta travesía hasta conformar una sagaz genealogía de la imposibilidad que incluye innumerables ecos a Sebald o a las máquinas improductivas de Deleuze y Guattari, pero sobre todo a aquel personajillo, el Bartleby de Melville, que en su deseo de no hacer nada generaba en torno a él infinitas interpretaciones. Y es que de eso es precisamente de lo que trata Out of the Blue, de un arte, o de aquello que en Occidente denominamos arte, liberado de sus acostumbradas tautologías, desprovisto de toda retórica. Así las cosas, entre objetos que desprovistos de utilidad (en la obra de Lara Favaretto o Ignasi Aballí) y formas aisladas que no conducen a nada (en David Maljkowic), el arte aparece replegado sobre sí mismo (en Etienne Chambaud). Más hermético (en Mark Manders o Helen Mirra), más irónico (Fermín Jiménez-Landa) y más consciente que nunca de su propia dificultad de vivir más allá de la idea de su autor. O, una vez expuesto, más allá de la mente del espectador. Hasta el 29 de septiembre.

Imagen: Helen Mirra. Vesitigio de un bosque que ya no parece un vestigio, 2007.