La última instalación de Simon Fujiwara, titulada Welcome to the Hotel Munber, realizada ex profeso para la Bienal de Singapur (hasta el 15 de mayo), podría haber sido objeto de una censura por parte de la organización del evento. La pieza en cuestión recreaba el interior de un bar típico español, con toda su parafernalia folklórica, en cuyas paredes además de los habituales pósters de corridas de toros se habían incluido imágenes procedentes de revistas pornográficas gays. El origen de esta pieza se remonta a la propia biografía de los padres de Fujiwara, que durante la dictadura de Franco regentaron un hotel y un bar en el sur de España. Sobre esta historia real, el artista habría construido un relato ficcional de naturaleza homoerótica que ha sido, en última instancia, retirado por la organización, convirtiendo este trabajo, según las palabras del artista, en una exaltación del tópico franquista de lo español. Como consecuencia de este acto de censura, el artista ha advertido que si las imágenes que formaban parte de la instalación original no se restituyen inmediatamente, cancelará su participación en la bienal y retirará la obra.