Cada dos veranos BOZAR organiza el Summer of Photography en Bélgica, donde se celebran diferentes eventos en torno a la fotografía en una treintena de lugares e instituciones de la ciudad. Con unas 160 obras de 40 fotógrafos europeos, Sense of Place, comisariada por Liz Wells, es la muestra central de este festival. La exposición dividida en tres grandes bloques geográficos: Norte, Central y el Mediterráneo, se organiza igualmente en torno a tres bloques temáticos: el paisaje nacional relacionado con el concepto de identidad surgido de la dependencia hacía ese espacio; el concepto de “lugar”, la forma en la que lo percibimos y cómo se muestra a través de la fotografía y la íntrinseca relación del hombre con la naturaleza y, por tanto, con el paisaje. Hoy en día, muchas zonas de Europa están altamente urbanizadas, sin embargo, las imágenes de la naturaleza continuan afectándonos. Cada fotógrafo es un paisajista que mantiene un espíritu documental reflejando en sus imágenes una construcción cultural de la actualidad, un entorno cada vez más común que puede diferir en la forma de plasmarse. La grandeza del paisaje de hoy se encuentra también en las ciudades y espacios urbanizados. El paisaje, al que pocas veces prestamos atención influye en nuestra forma de vida, ya sean los materiales de las construcciones en las que habitamos o el tipo de árbol que nos cobija. La muestra que se inaugura el jueves 14 en el Palais des Beaux-Arts, permanecerá abierta hasta el 16 de septiembre.

Imagen: Thomas Weinberger. Märklin, HBF München, 2004. Cortesía de Nusser & Baumgart Gallery, Múnich.