Un experto en el artista alemán Otto Dix ha encontrado cuatro obras que atribuye, casi sin duda alguna, a este pintor representante del Expresionismo y la Nueva Objetividad. Las obras permanecían intactas en la colección de Hans y Martha Koch, una pareja muy próxima al artista no sólo porque Hans fuera un coleccionista de sus obras sino porque Martha mantuvo una relación amorosa con Dix con el que, tiempo después, terminaría casándose. Puede que fuera precisamente la ruptura del matrimonio Koch lo que ocasionó el “olvido” de estos trabajos entre los cuales hay tres acuarelas y, el cuarto, un retrato al óleo del marchante Alfred Flechtheim.