La galería Praz-Delavallade abre las puertas a la cuarta exposición individual del artista Sam Durant (Los Ángeles, 1961). A través de sus dibujos, esculturas e instalaciones, Durant explora la esfera de la cultura pop, la historia y la memoria para cuestionar los valores de la sociedad americana. La participación política es el centro de su práctica artística, reflejándose en su interés por las diversas manifestaciones de la contracultura y los movimientos de protesta, así como su examen de los aspectos socio-políticos de arte.

La exposición en la galería consta de dos partes: Abolición, donde una serie de piezas en maquetas y dibujos muestran su oposición a la pena de muerte. Son obras donde se hace un recorrido por las distintas formas de practicar la pena capital, en un intento por ponernos frente a frente ante esto y reclamar su abolición.

La otra parte de la exposición es Cajas de luz, una serie de fotografías en este soporte con imágenes de protestas en distintos momentos históricos y ciudades, haciendo de la protesta algo comercial por su disposición en cajas de luz. Durant quiere cuestionar el valor de la palabra y su significado.

 

(Sam Durant, Praz-Delavallade, Bruselas. Del 24 de septiembre al 24 de octubre de 2015).