Naranja, rojo y amarillo es la pintura de Mark Rothko que ha vendido en subasta la casa Christie´s por 66,8 millones de euros. Una pieza bellísima que epitomiza y recoge por completo la esencia creativa y la éstetica del artista. Una obra que había suscitado, por su presencia y su belleza, un gran interés entre los coleccionistas y que, con el precio que ha alcanzado en las pujas, se ha convertido en la protagonista dentro de un lote muy jugoso en el que también se vendieron obras de Yves Klein, Jackson Pollock, Willem de Kooning, Barnett Newman y Cindy Sherman. Casi cuatrocientos millones de dólares recaudados por la casa de subastas en una sola tarde.