VOCES

  • Rosa Barba, Registros de tránsito solar. © Museo Reina Sofía
  • Rosa Barba: “El espacio está siempre incluido en la obra”

Por primera vez en su carrera, Rosa Barba (Agrigento, Italia, 1972) ha prescindido del proyector de cine porque los rayos solares están dibujando con su movimiento diario en el Palacio de Cristal (Parque del Retiro, Madrid) del Museo Reina Sofía. Los rayos atraviesan las placas de vidrio emplomado en color rojo y amarillo que reproducen fragmentos de la estructura metálica del palacio. “Cada una de la cosas usadas (en la obra) están tomadas del vocabulario de la arquitectura del espacio. Soy un tipo de traductora que hace una traducción conceptual del edificio; para mí, (las piezas) son como dibujos que proceden de una fuente pero que se desarrollan en un nuevo dibujo”. La instalación Registros de tránsito solar (Solar Flux Recordings) (17 de mayo-27 de agosto de 2017), producida en colaboración con el Instituto Italiano de Madrid, invita a la “contemplación” porque -como ella percibe- los visitantes permanecen en silencio o hablan muy bajo cuando entran en el Palacio de Cristal. El proyecto procede de un sueño: un día soñó que intervenía en ese espacio del Parque del Retiro. El sueño se ha hecho realidad. La obra se “dibuja” sola porque “la luz, durante el día, toca las piezas de cristal tintado, la luz se mueve dentro de la estructura y del edificio y el color aumenta. El sol está pintando en el espacio: sí, es otra manera de pintar”. En este caso, el uso de los colores amarillo y rojo en los cristales tintados es intencionado: es un guiño a las vidrieras de las iglesias. En su obra, la elección del sitio es clave porque “el lugar es como si fuera una cámara; el espacio está siempre haciendo, está siempre incluido en la obra”, señala.

Rosa Barba está más “conectada a la escultura y la pintura” para romper con la narrativa clásica cinemática. “Necesito mi cámara para la limitación del tiempo, para la materialización de la luz y lo que es muy importante para mí: la creación de la imagen”. La cámara es siempre analógica y el uso del proceso digital es sólo para la edición de las películas. “El cine supone para mí una gran posibilidad de narración, lejos de la clásica sala cinemática”. Rompe los lenguajes para generar nuevas vías de expresión. Afincada en Berlín y trilingüe, Barba afirma no saber en qué idioma piensa, si en inglés, en italiano o en alemán. Empezamos a conversar en italiano, en la lengua materna de Rosa Barba, y cambiamos al inglés: la lengua para hablar de su trabajo.

Belén Palanco: Podemos hablar de la película, el diálogo de la instalación y la superposición de la naturaleza (en la obra del Palacio).

Rosa Barba: Te puedo responder en inglés, quizás es mejor para mí. No hablo mucho de mi trabajo en italiano.

BP: ¿Piensas más en inglés que en italiano?

RB: Sí, porque, hace tanto tiempo que vivo fuera de Italia, que pienso en inglés.

BP: Vamos a hablar en inglés. ¿Piensas en inglés cuando hablas de tu obra mejor que en italiano?

RB: El alemán es la lengua con la que yo crecí en Alemania; fui al colegio y estudié en Alemania. El italiano es la lengua de mi familia así que no sé, en realidad, en qué lengua pienso o si es una mezcla. Habitualmente, cuando expreso mi trabajo o escribo lo hago en inglés. Desde hace pocos años, uso más y más el inglés, y escribo en inglés.

BP: En Alemania llevas viviendo mucho tiempo.

RB: Sí, era una niña cuando llegué a Alemania.

BP: Y ¿tu familia volvió a Italia?

RB: Sí, mi familia volvió a Sicilia.

BP: Estaba pensando que allí, en Alemania…

RB: He crecido en Colonia, he cursado estudios de cine en una escuela de arte, he buscado en Europa diferentes posibilidades y, entonces, estudié en esta nueva escuela en Colonia que me fue muy bien. Después me fui a vivir a Amsterdam, donde estuve durante cinco años. Así que, sí, he expuesto y analizado mi trabajo en inglés desde que me fui a Amsterdam; por eso, decidí que sería mi lengua desde 2003.

BP: Así que es una mezcla de la lengua materna, la lengua en Alemania con la que creciste y el inglés como lengua para moverte en un rango de países. Esto es como una mezcla que es muy buena expresión de tu trabajo ya que aporta una mezcla de visiones de Occidente ¿Tu influencia es más de Occidente que de Oriente?

RB: Sí, me gustaría moverme más; pero supongo que estoy interesada en la filosofía, en la del otro lado del mundo también. Aunque mi trabajo está más vinculado con Occidente. Pero también he realizado muchos trabajos en Estados Unidos; estoy muy fascinada con el paisaje de Estados Unidos, he estado produciendo muchos trabajos allí y viviendo, también.

Rosa Barba

BP: ¿Cuál es la influencia del paisaje, del desierto y de los espacios vacíos? ¿cómo está relacionado con el de la pieza del Reina Sofía? La relación que estableces entre el espacio vacío, la pieza y la naturaleza, ¿por qué?

RB: Sí, estoy muy interesada en eso. Voy a comenzar con el desierto que es para mí un increíble archivo donde se prueba mucha tecnología; mi primera película la hice allí, en una carretera larga con un camión. Fue una increíble inscripción hecha en la naturaleza, que está mutando en cierta medida. Ésta permanece: el encuentro con el paisaje, aunque no sabemos lo que supondrá en el futuro, va a desaparecer, pero tendrá que pasar bastante tiempo. También estoy interesada en el tiempo, que también va a desaparecer, pero, ¿cuánto va a desaparecer? ¿cuánto tiempo va a permanecer la información? Así es como empecé. En 2015, mostré en la Bienal de Venecia la película Bending to Earth, con imágenes tomadas desde el aire de depósitos nucleares que parecen una increíble pintura vista desde arriba pero, ¡que es una acumulación tan peligrosa de material! En esas películas, en general, trato de describir dónde están los materiales; es casi como la descripción de una obra de arte, como si tú quisieras leer el pie de foto de una obra de arte, ¿de qué material consiste? En mi trabajo, uso mucho el lenguaje, el sonido y las voces para dar un nuevo contexto a esa pieza sobre la que he empezado a pensar, sobre lo que significa y sus diferentes capas de significado. Cuando trabajo con un edificio como el Palacio de Cristal… Empiezo antes, preguntándome: Muy bien, ¿cómo fue construido ese edificio? ¿Cómo se produjo esta transformación? El lugar, para mí, tiene un papel importante cuando quiero trabajar con el sitio. Entonces quiero saber también el por qué, si está dividido, si está vacío y en desuso, el significado, la razón por la que fue construido; siempre se quita la historia, me gusta volver a activar la funcionalidad del lugar como una clase de instrumento.

BP: ¿El espacio es el medio?

RB: Sí.

BP: Estás usando el lugar como si fuera una cámara; el espacio está siempre haciendo, está siempre incluido en la obra.

RB: Sí, exactamente.

BP: En este caso (en la muestra del Reina Sofía), se podría decir que, como en otras piezas, el interior dialoga con el exterior y viceversa.

RB: Sí. Esta es una idea tomada del cine; en mi trabajo, pruebo muchas ideas del cine a menudo incluyendo el paisaje; esta es la primera vez que, incluso, no estoy usando más el proyector sino que estoy trabajando sólo con las posibilidades que me ofrece la luz y el sol como fuente; no como cámara oscura.

BP: ¡Sí, estaba pensando en ello! Esta es la primera vez que no usas un proyector, que es muy importante en tu trabajo por la cuestión del uso de la tecnología. En otro sentido, el uso del sonido y el uso del amarillo y el rojo, unido a la astronomía. ¿Cómo has optado por usar uno u otro color y las formas de los cristales tintados en el espacio?

RB: Cada cosa que estoy usando está relacionada con la estructura metálica y el cristal del espacio. Cada una de la cosas usadas están tomadas del vocabulario de la arquitectura del espacio. Soy un tipo de traductora que hace una traducción conceptual del edificio; para mí, (las piezas) son como dibujos que proceden de una fuente pero, que se desarrollan en un nuevo dibujo. El uso narrativo en mis películas largas, por ejemplo, el efecto que estoy trabajando en Irlanda cada año, trata sobre el efecto. He empezado a trabajar incluyendo a gente que aporta conocimiento y una manera de empezar una ‘performance’ juntos en el lugar con la idea del lugar que nos está envolviendo. A su vez, estoy traduciendo el vocabulario del edificio en una vía muy ficcional, como si fuera una ficción dentro de otra; una manera de representar las formas ficcionales y la estructura está representando las líneas de la piel (del Palacio). Algunas partes (de la obra) están en contacto directo como partes de mi estructura ficticia que está tocando en algunos momentos la estructura real (del edificio), incluso la estructura (de la obra) está creciendo fuera, en el parque. Cada situación tiene un tiempo (del día); así que desde el amanecer de la inauguración hasta el último día de la exposición, cada dos semanas, se produce una nueva manera de grabar la situación que ocurre en un día específico, en una hora específica, cuando el sol está perfectamente situado sobre las piezas de cristal e ilumina la estructura.

BP: Cada dos semanas, las piezas cambian la iluminación sólo por el movimiento del sol.

RB: Sí, exactamente.

BP: Hablando del tiempo: tú dices que está cerrado pero, es infinito. En este espacio, el tiempo está cerrado.

RB: Bueno, no creo que el tiempo esté cerrado: son momentos; cuando haces una película, cuando edito mis películas, cuando prestas atención en puntos de la narración. Se trata de crear espacios y, entonces, paras y respiras un segundo, pero no puedes definir un segundo que puede durar más, depende de la narrativa, no es exactamente una medida. En esta pieza, se trata de una forma de editar un momento muy breve de una situación: la luz del sol está en un sitio brevemente pero, inmediatamente, se mueve al siguiente punto; es una forma de crear esculturas momentáneamente.

BP: La obra está ligada a la materialidad y a lo intangible, como la película. En esa instalación no está ligada a lo material.

RB: Sí, no es material.

BP: O puede ser material, pero en un sentido diferente, ya que puedes sentir lo material sólo con estar dentro.

RB: Sí, sí, es verdad. Es como un tipo de ‘momento’ material, sí.

BP: ¿Y, cuál es la relación con la naturaleza dentro y fuera con la luz y la estructura y, en otro sentido, estás creando esculturas no materiales?

RB: Sí, es verdad. Podríamos decir que el material real está dentro del espacio, está sólo allí ayudando a la estructura. La estructura real no es material, está dibujando alrededor lo que no vemos.

BP: Realmente, es algo en lo que tú estás investigando.

RB: Sí, más y más, es algo que tengo en mi mente. Empecé con la performance White Museums, sobre cómo recordamos algo en el tiempo que resulta muy ficcional, cómo se graba la historia en el edificio a través de la luz blanca que, no es una imagen, pero tiene una intención cinemática. Es lo mismo aquí, pero con la luz del sol. Es una aproximación similar aquí.

BP: Jannis Kounellis ha dicho que la pintura es todo, está en todas partes. Tu pieza es una forma de pintar con el sol.

RB: Sí, así es. Para mí significa dibujar porque la luz, durante el día, toca las piezas de cristal tintado, la luz se mueve dentro de la estructura y del edificio y el color aumenta. El sol está pintando en el espacio: Sí, es otra manera de pintar.

Rosa Barba, Registros de tránsito solar. © Museo Reina Sofía

BP: La obra es fruto de la realidad y de un sueño. Tú soñaste con el Palacio del Retiro para hacer una exposición. Una mezcla de narración y de lo onírico con el silencio del espacio. ¿Cómo son de importantes los sueños para tu trabajo?

RB: Sí, yo creo… es bastante complicado hablar de esto. Pero… trabajo con la idea de los espacios que pueden ser pintados, que se pueden crear con luz cinemática o con luz solar. El lugar del palacio es muy bueno; lo descubrí cuando trabajé para el museo Reina Sofía hace bastantes años. Entonces pensé que podría ser un reto, lo que me gustaría experimentar trabajando allí…Así que, me temo que cuando formulas que quieres trabajar en un lugar o para ti mismo, las cosas tienden a ocurrir poco a poco. Creo en el momento en el que las situaciones se producen cuando permites que se produzca esa idea.

BP: ¿Está más unido al destino o es una capacidad de la mente?

RB: O quizás cuando las ideas son formuladas, incluso cuando no es posible formularlas en papel. Con naturalidad, el espacio aparece y la idea se desarrolla. Es así que creo en mantenerme pensando en las posibilidades, en los espacios, donde podemos generar esas ideas. A menudo, sin esperanza vamos en una dirección. Necesitamos tomar decisiones para prevenir situaciones terribles. Cada vez más, también, liberamos energía y formulamos cuáles son las situaciones ideales, cómo lograrlo y si hablamos de ello, la energía viene y cada vez más gente sería genial. Yo sólo trabajo. Las situaciones vienen: la vida material llega de los mundos inmateriales.

BP: ¿Por qué?

RB: Todo procede de la misma fuente. Estoy muy interesada en la experimentación de nuevos caminos de formas de mirar las cosas pero, al final, todo procede de la misma fuerza.

BP: Cómo…

RB: El cine supone para mí una gran posibilidad de narración, lejos de la clásica sala cinemática.

BP: Aunque, siempre hay una situación de narración en tus piezas. Un diálogo de uno a uno: la mezcla de la lengua y el espacio.

RB: Sí, está siempre la narración, pero en un sentido muy abstracto. Mis películas más largas son narraciones que tu sigues, algunas veces, es sólo una idea que contiene la narración y que llega a ser una escultura. Estoy interesada en diferentes estrategias de narración: hace falta diferentes formas para diferentes espacios.

BP: ¿Cuántas tipos de narraciones? Tú dices que estás interesada en diversas narraciones… como cuando haces trabajos de astronomía…

RB: Estoy interesada en narraciones, en las que las especulaciones de nuestras narrativas cinemáticas que hay a nuestro alrededor y, en cómo se une la astronomía y qué clase de nuevo idioma se produce. A menudo, junto diferentes áreas y con mi cámara se produce una visión cinemática de otros campos, como el paisaje, la astronomía.

BP: ¿Rechazas lo digital?

RB: Uso lo digital para editar mis películas, la mayoría. Pero, la forma en la que uso mi cámara es muy específica; la manera con la que trabajo con la luz que se refleja en la pieza como aquí en el Palacio de Cristal, ¿cómo se refleja el sol? Para mí, la película está muy conectada con la luz, en general, es una forma muy fotográfica (de usar la cámara).

BP: Es ¿cómo si fueran fotos? ¿fotos en silencio?

RB: Sí, exactamente. Así que, mi aproximación a lo digital es bastante limitada; estoy más conectada con otras disciplinas del arte como la escultura o la pintura. Necesito mi cámara para la limitación del tiempo, para la materialización de la luz y lo que es muy importante para mí: la creación de la imagen. El proceso en lo digital, lo uso en la edición. Pero, para mí lo más importante es la parte más creativa.

BP: En tu obra, el silencio es un aspecto muy importante.

RB: No siempre hay silencio; en ocasiones, hay sonidos fuertes.

BP: El silencio que hay dentro de la pieza a pesar del ruido que pueda haber fuera.

RB: Sí, … es un tipo de contemplación. Cuando he ido a tomar fotos al Palacio de Cristal con gente; cuando estuve montando la obra, no había tenido audiencia. Me ha impresionado que la gente entra y permanece muy silenciosa, hablan muy bajo. Sí creo que, quizás, por la luz, se produzca el silencio, el sonido de los pájaros… pero, la gente se mueve en silencio.

BP: ¿Cuál es la relación entre los cristales tintados en amarillo y rojo y la relación con las vidrieras?

RB: Sí, claro, pienso en ello: la técnica del vidrio emplomado ha sido usado como un material por el que se puede mirar al interior dentro. El cristal, sin plomo, es muy orgánico para las vidrieras que no son del todo transparentes cuando se mira a través de ellas, y ha sido usado en iglesias, también. De ahí, mi intención está connotación por un lado de la iglesia con el vidrio emplomado que he usado aquí.