Robert Ryman lleva desde la década de los cincuenta del siglo pasado trabajando en una misma línea, identificándose y caracterizándose por las superficies acromáticas. Ryman es consciente de sus materiales y de las posibilidades de los mismos, describiendo su arte como una estética desafiante para hacer que las cosas sucedan a través de la pintura. De este modo los espectadores ven y experimentan las frecuencias pintadas de luz como color blanco. Luz y color –blanco– son los dos focos principales en su obra, los reflejos y efectos espaciales a través del blanco. Desde comienzos de su obra, Ryman ha ampliado sus experimentos sobre el lienzo, el cartón y el papel, incluyendo aluminio, fibra de vidrio y plexiglás, hasta convertirlos en parte indispensable de su obra, usándolos todos ellos para dar diversos matices de blancos.

La Fundación Jumex expone ahora parte de su obra que contará, paralelamente a la muestra, con una conferencia impartida por Robert Storr, académico de arte que realizará una ponencia sobre dicha exhibición.

(Robert Ryman en Jumex. Desde el 4 de marzo hasta el 30 de abril de 2017)