The Americans, posiblemente, es el trabajo más destacado de Robert Frank y el que le consagró como una de las figuras estadounidenses más importantes del siglo XX. Desde su posición y su perspectiva como extranjero (Frank nació en Suiza) analizaba a todos los estratos de la sociedad de Estados Unidos de una manera escéptica y fresca a la vez. Influido fuertemente por el periodo de post-guerra, Robert Frank inició su viaje por carretera en 1955, con ayuda del también fotógrafo Walker Evans, gracias a una beca que le concedió la Fundación Guggenheim y que le permitía viajar por todo el país; el resultado fueron dos años en lo que Frank pudo tomar casi 30.000 fotos en 48 Estados. The Americans, publicado en 1958, fue uno de los primeros libros de fotografía en el que la mirada del artista, subjetiva, analítica, se impuso sobre una realidad que cada vez era menos real. Y es, precisamente, este libro y la fotografía documental el punto de partida que toma el IVAM en la exposición que inaugura el 16 de junio. La muestra, bajo el título de Caso de estudio: Robert Frank, está comisariada por Sandra Moros y podrá verse hasta el 15 de octubre en la Galería 3 del centro valenciano.

La exposición, que no sigue una estructura cronológica, revisa la trayectoria artística del fotógrafo articulándose en torno a las tres líneas de trabajo de Frank: fotografías, libros y películas. Así pues, se muestran 18 imágenes que pertenecen a la Colección del IVAM, libros –como el ya mencionado The Americans– y algunos de sus filmes como Keep Busy (1975). Igualmente, para poner en contexto su obra también se proyectará el documental Fire in the East. De esta manera, la muestra pretende poner el acento en la heterogeneidad de sus obras que giran en torno a la construcción de la imagen, la representación del otro y la autorrepresentación. En cuanto a la línea más fotográfica de Frank, su trabajo ha estado marcado por un carácter muy personal, que no están compuestas previamente, surgen de la experimentación, de la búsqueda incesante y de lo espontáneo. Robert Frank se centró, sobre todo, en la sociedad que en aquella época nadie tenía en cuenta y en temas como la soledad, el silencio, el racismo, la alineación o el amor. Sin dejar de lado la fotografía, pronto se interesó por el cine y extrapoló a este tanto ese estilo experimental presente en sus imágenes como la contracultura americana de la que formaba parte y que tanto había documentado hasta entonces. El IVAM hace un recorrido por todas estas facetas del artista para entender su obra y, sobre todo, la época que ilustró. Además, el jueves 15 de junio a partir de las 19 horas, tendrá lugar una conversación entre Sandra Moros y Carlos Cuéllar, profesor de la Universidad de Valencia, en la que abordarán la obra de Frank.

(Caso de estudio: Robert Frank en el IVAM, Valencia. Desde el 16 de junio hasta el 15 de octubre de 2017)