María Cañas (Sevilla, 1972) se autodefine como “caníbal audiovisual, coleccionista y archivera”, y es que sus obras reflexionan sobre la extraña mezcla entre la diversión y el tremendismo, lo lúgubre y lo sensual que nos rodea, como un canibalismo iconográfico. Sus sorprendentes imágenes tienen mucho que ver con lo pornográfico, la cinefilia y la zoofilia; son piezas en collage y found footage que cuestionan el cine clásico y muestran abiertamente lo que las imágenes ocultan. Uno de sus proyectos más destacados es Animalario TV Producciones, una plataforma de experimentación visual que realiza videoclips, instalaciones, videoarte o imagen digital, entre otros. Se define como “La Archivera de Sevilla”, saqueadora de iconos y generadora de relatos “glocales” a contracorriente y es que Cañas es, de alguna manera, una activista visual, que recicla y reutiliza todos los desechos visuales que nos rodean para darles un sentido nuevo, casi iconoclasta. Podemos ver su trabajo en primera persona dentro del ciclo Mal de archivo, en el CAAC (Centro Andaluz de Arte Contemporáneo) en Sevilla. Realidad y ficción se mezclan en sus piezas, que muestran también una importante carga crítica. (María Cañas. Risas en la oscuridad. CAAC Sevilla, del 19 de junio al 11 de octubre de 2015).


Imagen: María Cañas. Los Monstruos de Hollywood, 2010.