Uno de los fundadores del arte pop, que surgió inicialmente en Reino Unido, es ahora homenajeado en la Royal Academy of Arts de Londres. Allen Jones recibe un reconocimiento tardío, con 77 años, a una carrera dedicada al arte, a través de una retrospectiva que destaca su contribución a la historia del arte desde 1960 al presente. Alrededor de 80 obras entre dibujos, pinturas y esculturas, incluyendo sus icónicos trabajos de “mujeres-mueble”, y algunas piezas creadas especialmente para esta exposición. Jones estudia en la Royal College of Art en los 60 y su trabajo aporta un nuevo lenguaje visual a la escena británica del momento con un énfasis en la figura humana. Más allá de una organización cronológica, la Royal Academy presenta esta retrospectiva en torno a temas centrales de la obra de Jones, que muestran así la influencia que ha tenido en otros elementos como la publicidad, la televisión o el teatro. Algunas de sus obras más conocidas, y también más polémicas, están presentes en esta exposición, como Hatstand, Table and Chair, de 1969, donde figuras femeninas de silicona a tamaño natural sirven como silla, mesa y perchero, respectivamente; más allá también podemos ver obras herederas del expresionismo abstracto, y esculturas donde se mezclan movimientos, mostrando así las múltiples influencias de Jones. Esta muestra es la mayor dedicada a este artista desde 1995. (Allen Jones, Royal Academy of Arts, Londres. Del 13 de noviembre de 2014 al 25 de enero de 2015).


Imagen: Allen Jones. Stand in, 1991-1992.