Por sexto año consecutivo ha tenigo lugar en Basilea la feria SCOPE. Un evento dedicado al arte emergente al que han acudido más de 15.000 personas que han querido conocer las propuestas de las más de ochenta galerías participantes. Según los organizadores el balance de la feria ha sido positivo ya que han conseguido resultados significativos tanto en ventas como en participación y número de visitas. Así por ejemplo la galería japonesa Standing Pine-cube realizó 17 ventas; Kaikai Kiki, también de Japón, vendió un trabajo de Akitoshi Akamatsu o, la Galerie Hirschmann de Berlín, vendió una pieza de Sarah Alexander a la Fundación Canaria. Por lo tanto la opinión de los encuestados, incluso entre los que participaban por primera vez, es positiva y los resultados satisfactorios.

Imagen: Vista de SCOPE Basel 2012.