Uno nunca sabe cuándo le va a llegar el éxito; muchas de las veces esto sólo ocurre cuando ya no se está, cuando se ha fallecido y son otros los que recuperan lo que un día fuimos. Así le ha ocurrido al serbo-americano Nikola Tesla (Smiljan, 1856-Nueva York, 1943), científico que previó la corriente alterna, la radio, la robótica o las lámparas de bajo consumo, entre otras muchas cosas. Y sin embargo no sabemos quién es, apenas nos suena su nombre, y es que su caída en desgracia en los albores del siglo XX le llevó a morir en el olvido, lejos de nombres que han pasado a la historia como Thomas A. Edison y Guglielmo Marconi. La Fundación Telefónica expone ahora la recuperación de Tesla que desde hace décadas se está haciendo. Nikola Tesla: suyo es el futuro, muestra comisariada por Miguel A. Delgado y María Santoyo, presenta cómo cineastas, científicos, blogueros, museos o internautas reviven la figura de Tesla, a modo de icono romántico propio de la cultura actual. Su figura, que sale por vez primera de su país, cuenta con un museo propio en Belgrado, que ha colaborado en la realización de esta exposición en Madrid. Objetos personales, réplicas de su laboratorio y sus inventos, así como montajes audiovisuales para comprender la figura del inventor en toda su envergadura. Además de la exposición se presentan actividades diversas como talleres infantiles, proyecciones y coloquios, que puedes consultar en su web. (Nikola Tesla: suyo es el futuro, Fundación Telefónica, Madrid. Del 13 de noviembre de 2014 al 15 de febrero de 2015).