Carlos León (Ceuta, 1948) muestra por primera vez en Madrid la extensión de su trabajo y su amplia producción, en una exposición comisariada por María de Corral. Más de cincuenta obras relevantes, producidas a lo largo de las últimas cuatro décadas, que dan una amplia visión de las diferentes técnicas y soportes que el artista ha utilizado en su trabajo. Las pinturas, unas 35, son de gran formato y se agrupan, en ocasiones, en composiciones formando dípticos o trípticos; no faltan tampoco obras de nueva producción, realizados especialmente para esta muestra.

León está influido por corrientes que vivió en primera persona como el movimiento Supports-Surfaces o su encuentro directo con el Expresionismo Abstracto.

Como complemento a esta exposición se han organizado los Encuentros Alcalá 31, en los que el público podrá recorrer la exposición con especialistas vinculados al artista (los jueves a las 19 horas): el 24 de septiembre el mismo Carlos León hará un recorrido por la exposición; el 22 de octubre será Tania Pardo; y el 19 de noviembre Fernando Castro Flórez.

(Pink Réquiem, Alcalá 31, Madrid. Del 17 de septiembre al 22 de noviembre de 2015).