Un arquitecto estrella para una artista y un centro estrellas. El afamado arquitecto Rem Koolhas realizará con su estudio OMA el futuro centro de performance de Marina Abramovic que ha elegido personalmente a esta firma para que reforme una antigua escuela de tenis en Hudson, Nueva York. Un proyecto valorado en ocho millones de dólares que la artista lleva tiempo queriendo hacer este centro que adquirió hace cuatro años y cuyo desarrollo ha ido posponiendo. Cuando finalmente se finalicen las obras y se abra el centro su objetivo será la preservación del arte de la performances, para lo que se harán maratones de performances donde los artistas podrán ir a hacer acciones de varias horas o de varios días. El espacio estará habilitado con mesas, sillas y otros dispositivos que faciliten al público permanecer tanto tiempo como se desee en el centro e incluso habrá zonas donde los que acudan, podrán dormir. Un proyecto un tanto excéntrico que no es el único que la artista tiene entre manos dado que el Gobierno de Montenegro también le ha otorgado unos terrenos para que realice el Marina Abramovic Community Center Obod.