El Premio Laxeiro 2015 fue entregado a Silverio Rivas (Pontevedra, 1942), pionero en la escultura abstracta en Galicia. Las influencias de antecedentes tan claros como el Maestro Mateo o los escultores de generaciones anteriores, como Camilo Nogueira o Xoan Piñeiro son esenciales en su trabajo. Brancusi es otro de sus favoritos, del que se fija en el espacio vacío, la forma y el volumen, usando Rivas materiales como la madera, el bronce, el acero, la fibra de poliéster, la cerámica, y la piedra, especialmente al granito. El galardón, entregado por la fundación con el mismo nombre, concede cada año, desde 2004, el premio a una personalidad o institución como reconocimiento a su trayectoria en el fortalecimiento y renovación de la cultura gallega. Han sido premiados, en ediciones anteriores, profesionales como Luz Pozo (poeta) en 2014; Jorge Castillo (pintor) en 2013; o Luis María Caruncho (artistas plástico) en 2012; entre otros.


Imagen: Vista de una de las piezas escultóricas de Silverio Rivas.