Tras los tres años que ha durado la remodelación de sus dependencias y sus jardines así como los trabajos de reinstalación de sus colecciones, el Rodin Museum de Philadelphia volverá a abrir sus puertas al público. Con una inversión de 9.1 millón de dólares, se ha recuperado la estética planteada por los arquitectos Paul Crét y Jacques Gréber en 1929. Una labor que ha conllevado desde la eliminación de varias capas de pintura hasta la recuperación del revestimiento de las paredes de la galería principal. Casi todas las esculturas se han restaurado y se han instalado en sus lugares originales.

Imagen: Auguste Rodin. El Pensador (detalle), 1902.