Con motivo del 50 aniversario de la despenalización de la homosexualidad masculina en Inglaterra y Gales. La Tate Britain acoge la primera exposición dedicada al arte queer en el arte británico. La muestra presentará obras producidas entre 1861 -año de la abolición de la pena de muerte por sodomía- y 1967 -cuando se aprobó la Ley de Delitos Sexuales- un periodo de cambios sísmicos en el género y la sexualidad que se expresó a través de las artes, mientras que los artistas y los espectadores exploraban sus deseos, experiencias y el sentido del yo.

Queer British Art 1861-1967 mostrará obras de grandes artistas como Francis Bacon, Keith Vaughan, Evelyn de Morgan, Gluck, Glyn Philpot, Claude Cahun y Cecil Beaton, plasmando la rica diversidad del arte visual queer y su papel en al sociedad. Los temas que se exploran incluyen desees codificados entre los Pre-rafaelitas, las representaciones de y por las mujeres que desafiaron la convención y el amor y la lujuria en los años sesenta en el Soho.

Las obras expresan cómo los artistas de aquella época se expresaron en un momento en que los supuestos establecidos sobre el género y la sexualidad estaban siendo cuestionados y transformados. Las obras profundamente personales e íntimas se presentan junto a piezas dirigidas a un público más amplio, lo que ayudó a forjar un sentido de comunidad cuando la terminología moderna de «lesbiana», «gay», «bisexual» y «trans» no eran reconocidas. En conjunto, revelan una notable gama de identidades e historias, desde lo lúdico a lo político y lo erótico a lo doméstico.

Esta exposición pretende no sólo acercar este arte al público, sino que se ha confeccionado a modo de celebración, de esos cincuenta años en los que, gracias en parte al arte, abrió fronteras.

(Queer British Art 1861-1967 en Tate Britain. Desde el 5 de abril al 1 de octubre de 2017)