Uno de los museos más importantes de la capital española y uno de los centros más destacados de arte contemporáneo de Europa, el Museo Reina Sofía comienza este mes de septiembre la nueva temporada, con un calendario de exposiciones que llegará hasta el mes de marzo. Esta nueva temporada comienza su andanza el próximo día 22 de septiembre con la exposición del artista vasco Txomin Badiola, siendo presentada en el Palacio de Velázquez una amplia selección de la obra del artista bilbaino. Fotografías, dibujos, escultura e instalaciones multimedia son la muestra de como la creación del artista como un proceso de su propia transgresión. El 5 de noviembre llega una de las exposiciones más esperadas de esta programación, una retrospectiva del artista Marcel Broodthaers. En colaboración con el MoMA, el Reina Sofía organiza esta retrospectiva del artista belga, uno de los más importantes de los años 60 y 70 del siglo XX. La exposición recogerá más de 300 obras del artista, que mostraran la extensa y variada producción de Broodthaers, que se cuestiona la representación como idea o la producción de significado a través del uso de sistemas de conocimiento existentes.

El 25 de octubre, el museo presenta parte de sus fondos en una exposición titulada Finales de los años noventa hasta la actualidad. La muestra estará compuesta casi en su totalidad por obras de nueva adquisición, mostrando el lenguaje y las practicas artísticas de finales de los años 90 hasta la actualidad, con obras de carácter nacional e internacional. Las piezas de los artistas Zoe Leonard y Allan Sekula  sirven como punto de partida para la exposición, abordando los efectos de la globalización y las nuevas configuraciones geopolíticas. La crisis y la visión teatralizada de la historia se harán visibles en la obra de Ibon Aranberri y Peter Friedl. Las obras de Leonor Antunes, Ines Doujak, Adriá Juliá, María Ruido o Manolo Laguillo, entre otros, completan la muestra. La última exposición programada, que se inaugurará el 16 de noviembre es una retrospectiva de la artista Anne-Marie Schneider. La línea es el enunciado elemental en la obra de la artista francesa, remitiendo a la escritura gestual y dando vida a un universo de personajes que parecen piezas de un gran puzle. Esta exposición mostrara la evolución del trabajo de la artista, desde el dibujo hasta el color, la intimidad de su universo, representando temas como los sin papeles o la preocupación social.

(Otro Family Plot, Txomin Badiola. Del 22 de septiembre al 26 de febrero de 2017)

(Una retrospectiva, Marcel Broodthaers. Del 5 de octubre al 9 de enero del 2017)

(Colección. Finales de los años noventa hasta la actualidad. Del 25 de octubre hasta el 13 de marzo de 2017)

(Anne-Marie Schneider. Del 16 de noviembre al 20 de marzo de 2017)