Siguen los cambios, los recortes y la austeridad por lo que son muchos los centros, las instituciones y los medios del sector los que combaten la crisis como pueden. Con esta situación asumida, algunos centros no han anunciado sus programaciones hasta ahora, como por ejemplo es el caso del centro catalán Arts Santa Mònica que, finalmente, ha hecho público que podrá continuar pero que lo hará con un programa “bajo mínimos”. En él se incluyen la “primera” muestra de la temporada Once upon a time the screen, que servirá de antesala a la feria LOOP y que se conforma con obras de los FRAC franceses que, de paso con este viaje, celebran sus 30 años. La primavera árabe, mediante las fotografías de Rêmi Ochlikl también estará presente en Santa Mònica, seguida de una exposición de Begoña Egurbide sobre la maternidad y la infancia, así como una muestra sobre el panorama artístico ruso. Pocas muestras, muchas colaboraciones y la esperanza de que ésta no sea la última temporada ni de éste, ni de otros centros que quizás no sobrevivan a la precariedad y la crisis.